Práctica 3: Proyecto Web 2.0
Asignatura Internet a través de Internet
G-9 / Universidad de Extremadura

miércoles, 1 de mayo de 2013

7-0: Aplastados



Bayern y Borussia de Dortmund jugarán la primera final entre dos clubs alemanes de la historia de la Champions League y la Copa de Europa. Uno de ellos subirán por los 107 escalones de la gloria de Wembley que pisaron en el 2011 los barcelonistas en pos del trofeo de las grandes ‘orejas’. El Barça no pudo, ni por asomo, poner en problemas al equipo bávaro e intentar la remontada más imposible. Nunca nadie había superado esa desventaja (4-0) en la máxima competición. Encima, el Bayern amplió la diferencia a un humillante 0-7 entre las dos semifinales que superaba el 4-0  que los bávaros sufrieron en el Camp Nou en el 2009. Los alemanes ganaron por 0-3 aunque pudieron aumentar ese marcador. Incluso igualar el ‘poker’ de la ida.
La ausencia inicial de Leo Messi, que se quedó en el banquillo, fue un tremendo golpe para las aspiraciones del Barça y para los más de 95.000 espectadores que llenaban el Camp Nou. Hasta Diego Armando Maradona lo tuvo muy claro: "Si el Barça es capaz de remontar al Bayern sin Messi, ¡me hago brasileño!". Hubo el consabido mosaico que dejó claro el orgullo del Barça, del equipo, de su afición, pero faltó añadir más fútbol para que la expresión fuera completa del todo. Los blaugrana  pusieron ganas pero no hubo siquiera épica. Hubo una cierta constatación de que nadie en el equipo ni en el staff técnico creía de verdad en que fuera posible la remontada. Sin duda, influyó lo suyo el KO del Real Madrid el día anterior ante el Borussia de Dortmund. Triste, pero cierto.
El Barça constató, de nuevo, que no se han hecho los deberes este año, que han dejado a sus rivales que estaban un escalón por abajo que no sólo les atrapase, sino que les superaran. Viendo al Bayern de la primera parte, era como si se presenciaran las evoluciones del mejor Barça de los últimos años. Presionaban y jugaban tan bien como el mejor Barça de los últimos maravillosos tiempos. La directiva trabaja en la hipótesis de seis grades fichajes, pero lo más importante es que esa renovación debe llegar junto a una limpieza  a fondo en que los criterios sean estrictamente deportivos. Zubi tiene deberes urgentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada